A trenta y tres kilómetros de la ciudad del Cusco, comprende un conjunto de construcciones correspondientes al periodo del apogeo del desarrollo Inca donde claramente se puede distinguir el sector religioso, urbano y agrícola. Posee uno de los cementerios más grandes del Tawantinsuyo. El pueblo de Pisaq es también muy conocido por su mercado dominical.

 

SUBIR